Las sopas de ajo, el tentempié de Viernes Santo en Zamora

Son típicas en la estación de la procesión de Jesús Nazareno en las Tres Cruces

Las sopas de ajo, protagonistas gastronómicas de la madrugada

La Semana Santa de Zamora es símbolo de tradición y devoción. Pero también el momento perfecto para descubrir los secretos gastronómicos que atesoran la capital, y la provincia, y especialmente la gastronomía nazarena, que nos depara agradables sorpresas. Esta madrugada de Viernes Santos son indispensables las sopas de ajo, deliciosas, contundentes y necesarias para entrar en calor después de una larga noche de procesión en procesión. Es típico tomarlas en la estación que hace la procesión de Jesús Nazareno en las Tres Cruces.

Aquí os dejamos la deliciosa receta de la gastrónoma zamorana Espe Saavedra. Las sopas de ajo son sencillas de preparar y muy sabrosas:

Ingredientes: 200g de pan del día anterior, 8 ajos, aceite, sal pimentón y opcional: huevos.

Preparación: Cortamos el pan en trozos pequeños y reservamos. Ponemos al fuego una cazuela con agua y sal para que hierva. En una cazuela de barro, con aceite, freímos 5 o 6 ajos enteros. cuando estén dorados los separamos al mortero y retiramos la cazuela del fuego para que pierda el calor y echar el pimentón. y el agua hirviendo. Volvemos a poner la cazuela al fuego. Majamos los ajos fritos, añadimos un poco de pimentón y de aceite y se lo echamos al la cazuela con agua que estará hirviendo. Añadimos las migas y si queremos escalfamos los huevos.
No debe de quedar demasiado espesa.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta