El placer de un buen chocolate con churros

Es un plato típico de la gastronomía española que se ha difundido además por varios países hispanoamericanos.

Chocolate con churros.

Estamos a punto de llegar al invierno, en la peor época del otoño donde el frío golpea fuerte no solo en Valladolid sino en cada uno de los puntos de España. Por ello, el chocolate con churros se antoja esencial en estas fechas para disfrutar comiendo y además entrar en calor.

El chocolate con churros es un plato típico de la gastronomía de nuestro país que poco a poco ha ido conquistando otros puntos hispanoamericanos como Uruguay, Chile, Argentina o Venezuela desde hace más de un siglo. También, en México.

Lo bueno de este plato es que se puede consumir como desayuno nada más levantar y también para merendar en estos meses tan fríos de invierno gracias al contraste que da al paladar disfrutar del sabor dulce y a la vez amargo del chocolate, mezclado a su vez con el churro crujiente y salado.

El churro empieza a destacar como alimento en el siglo XIX, cuando se empieza a desayunar por su precio barato mientras que el origen del chocolate se puede datar en México. No se conoce al dedillo cuando nace esta fenomenal combinación pero sí que se podría realizar una aproximación hacia 1920.

Tradicionalmente el chocolate se sirve a unos 80º en tacita mientras que los churros pueden ir en plato de barro. Estos churros pueden llevar azúcar por encima para ganar en dulzura o pueden derivar en porras, un churro más grande y esponjoso que también es un producto fenómeno para estas fechas navideñas.

Existen en la actualidad muchos bares y churrerías especializados en ofrecer un gran chocolate con churros, no dejes de disfrutar de esta combinación perfecta.

No hay comentarios