Alimentos de Zamora | Pecados carnales: ternera de Aliste, lechazo y chorizo

Manjares para el paladar a los que no querrás volver a renunciar

FuentePubirreportaje
Chorizo Zamorano. Foto: Diputación de Zamora

Un placer para el paladar. Entre las joyas gastronómicas que atesora Alimentos de Zamora no podían faltar las carnes. Zamora puede presumir de exquisitas carnes que son la envidia de muchos. La ternera de Aliste, el lechazo de Castilla y León y el chorizo zamorano son los productos que se mantienen en la cumbre de los grandes manjares de la provincia.

La tradición ganadera y las empresas cárnicas siguen teniendo gran peso en Zamora tanto a nivel económico como gastronómico, ofreciendo sabores únicos, texturas inigualables y productos propios y de gran calidad elaborados de la forma más tradicional.

Si hablamos de la ternera de Aliste saboreamos una carne tierna y jugosa en las tres clases que podemos encontrar: Ternera Lechal de Aliste, Ternera Pastera de Aliste y Ternera Autóctona de Aliste. Pero además, para asegurarnos su singularidad y calidad, está amparada por la marca Indicación Geográfica Protegida que está integrada por tres mataderos y un buen número de ganaderos y carnicerías.

La provincia no saca pecho únicamente por la excelente ternera, pues el sector del ovino siempre ha resaltado en las distintas comarcas, formando parte de la denominación de lechazo de Castilla y León. Este lechazo se caracteriza principalmente por ser las crías de ovejas churras, castellanas y ojaladas que se alimentan exclusivamente de leche materna y que tienen determinados pesos y edad, factores determinantes para deleitarse con productos que marcan la diferencia. Precisamente, para promocionar el consumo del lechazo de Castilla y León en nuestra provincia y mostrar una de nuestras riquezas gastronómicas, la Diputación de Zamora convoca anualmente a los restaurantes de Zamora y Provincia a las Jornadas Gastronómicas del Lechazo de Castilla y León, todo un evento que concita la atención en las bondades de esta carne, cuya producción nacional lidera Zamora.

Y que decir del chorizo zamorano, fruto de la historia y la tradición de las matanzas en cada punto de la provincia, con una elaboración que se ha transmitido de generación en generación para hacer un producto genuino que se caracteriza por su potente sabor que se consigue a través de carnes frescas de cerdos grasos de capa blanca y siempre utilizando aquellas partes que destacan por sus buenas aptitudes chacineras. Un producto que se disfruta en cualquier momento y situación, un chorizo que probarás y te enganchará.

 

 

 

No hay comentarios