Sopas de ajo para reponer fuerzas en la Madrugada

Con este plato reponen fuerzas los cofrades de Jesús Nazareno y quienes siguen con devoción la procesión más larga de la Semana Santa zamorana

FuenteRedacción
Las sopas de ajo, protagonistas gastronómicas de la madrugada

La gastronomía nazarena tiene una cita especial con el Viernes Santo. Contundentes, sabrosas y, sobre todo, bien calientes, las sopas de ajo son el tentempié obligatorio de cofrades y amantes de la Semana Santa en general, a la llegada del desfile procesional de Jesús Nazareno a las Tres Cruces, donde tiene lugar la tradicional estación, previa a la reverencia de los pasos. Un momento de descanso al largo trayecto para reponer fuerzas en los bares de la zona, que tienen preparadas las deliciosas sopas de ajo, que se sirven en cazuela de barro y con cuchara de madera, y que están elaboradas con mimo y siguiendo los preceptos de la tradición.

Agua, aceite o manteca, pimentón, sal, pan y, por supuesto, ajo, son los sencillos ingredientes de este suculento plato típico de la Semana Santa zamorana.

No hay comentarios